domingo, 8 de enero de 2017

Chino filósofo

Carlos José Castillo Q.


El chinito miró la caja y curioso la desarmó. Apareció otra y también la desarmó, y luego otra, y otra y muchas cajas más.
Cuando desarmó la última caja sintió que se quedaba sin piso, sin cielo, y cayó en un irremediable vacío.


No hay comentarios:

Publicar un comentario