jueves, 5 de enero de 2017

Fugaz desencuentro

León Febres-Cordero


Cuando la niña llegó, algo cansada, a los altos portones polvorientos del Palacio, comenzaba a amanecer.
Tocó la puerta y enseguida le abrieron.
“¿A quién buscas?”, le preguntaron.
“Busco al rey”.
“En este Palacio no habita un rey desde hace veintiséis mil millones de años”.
“Pero eso no puede ser”, replicó la niña. “Me han dicho que esta noche la pasó el rey aquí, en su Palacio”.
“Sí, esta noche la pasó aquí. Pero eso fue hace veintiséis mil millones de años”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario