sábado, 7 de enero de 2017

Magritte

Paloma Díaz-Mas



Aquella gota de agua se había pasado toda la tarde viendo una exposición de Magritte. Cuando salió a la calle, seguía lloviendo: miles de señores con paraguas caían incesantemente del cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario