jueves, 16 de febrero de 2017

El engaño

Marcial Fernández


La conoció en un bar y en el hotel le arrancó la blusa provocativa, la falda entallada, los zapatos de tacón alto, las medias de seda, los ligueros, las pulseras y los collares, el corsé, el maquillaje, y al quitarle los lentes negros se quedó completamente solo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario