jueves, 9 de febrero de 2017

Falsas ovejas

Jaime Alberto Vélez González


Las falsas ovejas pueden producir tanta lana como las demás, y a los ojos hde cualquiera parecen mantenerse satisfechas de la vida anodina del rebaño. Estas ovejas se distinguen del resto en que nunca se les ocurre balar por propia iniciativa, sino después de recibir autorización de las demás.
Si fueran verdaderas ovejas, pertenecerían al montón, sin más ni más, pero ellas están preocupadas por realizar a la perfección una medianía que el resto alcanza sin darse cuenta. Las falsas ovejas, pues, se distinguen por el esfuerzo que realizan para llegar a ser auténticas, y esto las obliga a rozarse unas contra otras, a mantenerse unidas en busca de un contagio que, pese a todo, no logran. Muy a su pesar, las falsas ovejas forman un rebaño aparte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario