martes, 21 de febrero de 2017

La jaula

Enrique Ánderson Imbert


Después que se murieron los últimos pájaros la jaula se arrancó del patio y empezó a volar hacia el cielo. “Nos viene a pedir perdón”, pensaron los desprevenidos ángeles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario