jueves, 2 de febrero de 2017

Realidad

Leidy B. B.


Un hombre imaginario discute con su vecino imaginario quien, a su vez, discute con él imaginariamente. El primero, le tira la puerta al segundo e imagina que este se entra enojado, porque imagina que su vecino imaginario le tira la puerta. La discusión termina. Ambos tiran la puerta y se entran enojados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario