jueves, 30 de marzo de 2017

El canto

Alberto Berrío


“Has compuesto un hermoso poema”, dijo. “Ahora he comprobado que sí es cierto que el gran arte nace del sufrimiento y el dolor”. Luego, el torturador ordenó a sus ayudantes: “Quítenle las ligaduras. Yo cumpliré con mi palabra. Se suspende la tortura por ocho días”. Y dirigiéndose de nuevo al poeta: “Para que veas que yo amo la poesía. Dentro de una semana seguiremos hablando de política, que por eso estás aquí”.
El poeta fue conducido a su celda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario