jueves, 4 de mayo de 2017

De México a Buenos Aires y viceversa o de la tinga al tango y todo lo demás

Dina Grijalva


Viajé a Buenos Aires y acompasé allí mi corazón (y todo lo demás) al latir de un bello rubio. Con él conocí ciudad, paraíso e infierno.
Al regresar a mi país, extravié la maleta, me robaron el bolso y del dichoso rubio, ni sus luces.
Ahora lloro sin tanto, sin tinga y sin tanga.


No hay comentarios:

Publicar un comentario