martes, 2 de mayo de 2017

Rubor amoroso

Agustín Monsreal


Sus pechos se sonrojaron nomás de mirarme a la boca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario