miércoles, 28 de junio de 2017

El primer hombre

Alfonso Osorio Carvajal


Estaba convencido de que era Adán, de que siempre lo había sido, de que alguna vez vivió en el paraíso.
La idea lo atormentaba, no lo dejaba dormir, le sacudía el cerebro como si se tratara de una mezcladora de cemento.
Era consciente de que ya habían pasado miles de años desde que a Dios se le había ocurrido la idea de crear al primer hombre, mas no dejaba de pensar que tenía algo que ver con ese suceso.
Su sospecha sobre el particular era fija, persistente y casi patológica. Sin embargo, esto era un secreto que no se podía confiar a nadie, pues corría el peligro de pasar por loco.
De todas maneras debía continuar su paso por este mundo, resignado como el que más, a tener que vivir con una costilla de menos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario