lunes, 17 de julio de 2017

Carapálida

Jairo Aníbal Niño


El doctor Benjamín Cooper se acercó al jefe indio y dijo:
–Ese hombre está en las últimas. No puedo hacer nada por él. Se está muriendo.
–Así es –afirmó el indio.
–Más que la herida de flecha, más que el cansancio y la edad, a este hombre lo ha matado la soledad –dijo el doctor.
Y agregó:
–¿Por qué lo han mantenido tan rígidamente aislado?
El indio miró al hombre blanco y con una voz suave, como paso de venado, exclamó:
–Él nos dijo que era el Llanero Solitario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario