domingo, 23 de julio de 2017

El guijarro del esplendor

Jairo Aníbal Niño


Los dos niños se zambulleron y uno de ellos agarró una piedrita azul que brillaba. Después de flotar un rato, penetraron en la nave. El niño acercó al oído la piedrita y escuchó el rugido de un tigre.
–¿Oyes el mar? –preguntó el otro.
–No. El mar se derramó.
Cuando la gran nave se alejaba en el espacio, el planeta Tierra había desaparecido de su sistema solar. Estaba en el bolsillo de un niño oriundo del enorme planeta Agat.


No hay comentarios:

Publicar un comentario